• +34 622 41 35 71
  • info@laestrategi.com

La incertidumbre catalana del #27S

1442675432_555621_1442699325_noticia_normal

La incertidumbre catalana del #27S

1442675432_555621_1442699325_noticia_normal

Lorena Arraiz Rodríguez.- En una semana el hilo de gasolina independentista habrá llegado ya al fósforo encendido de las urnas y la incertidumbre sobre la Cataluña independiente o española habrá explotado cambiando entonces de rumbo. Como diría Benedetti: “Cuando pensamos que teníamos todas las respuestas, cambiaron todas las preguntas”.

Junts pel Sí, la coalición que se las está jugando todas por una Cataluña fuera de España, un Barça fuera de la liga y una moneda distinta al euro, está muy cerca de lograr su cometido. Muy cerca. A un diputado de distancia, de hecho. Dicen las encuestas que la candidatura Junts pel Sí, que agrupa a Convergència y a ERC, conseguiría entre 66 y 67 escaños y la mayoría absoluta son 68. Si quieren alcanzarla, necesitarán a la CUP, que puede lograr entre 10 y 11 diputados. Ciudadanos, mientras tanto, encabezaría el frente antiindependentista con 19 escaños (datos de Metroscopia).

En la encrucijada electoral, solo una cosa está clara: las formaciones independentistas están más delimitadas, mientras los partidos que no están a favor de esa independencia están más fragmentados y esto puede beneficiar mucho más a Artus Mas y su revuelta antiespañola, que al 60% de catalanes que no quieren separarse de España.

En todo caso, el gran ganador político va a ser la formación naranja de Albert Rivera, que doblaría sus resultados de 2012 al pasar de 9 a 19 escaños. El Partit dels Socialistes (PSC) se mantendría como tercer grupo parlamentario aunque con menos escaños de los que tiene ahora (solo 14 de 20) y  empatado con la marca de Podemos en confluencia con ICV, Catalunya Sí que es Pot; mientras el Partido Popular va en picada y en beneficio de Ciudadanos. La candidatura que encabeza Xavier García Albiol puede perder 9 de los 19 escaños que logró en 2012 y quedarse, con 10 escaños, como última fuerza del nuevo Parlamento. La única opción de no quedar último es que Unió, la escisión de CiU, gane algún escaño, pero el sondeo más reciente de Metroscopia le otorga entre cero y dos diputados.

Pero no nos equivoquemos. Aunque Junts pel Sí y la CUP ganaran mayoría absoluta en escaños, tendrían que ganar también mayoría absoluta en votos para legitimar el proceso independentista.

 

 

larraiz
larraiz

Leave your message