• +34 622 41 35 71
  • info@laestrategi.com

#EleccionesPortugal Otro triunfo sin mayoría

Portugal-Passos_Coelho-elecciones_generales-minoria_MDSVID20151005_0019_17

#EleccionesPortugal Otro triunfo sin mayoría

La centro-derecha gana las elecciones, pero la Asamblea de la República será gobernada por la centro-izquierda.

Lorena Arraiz Rodríguez.- La alianza conservadora del primer ministro Pedro Passos Coelho, Portugal à Frente (PàF), ganó las elecciones en Portugal con el 41%, de acuerdo con el recuento del 90% de los sufragios, aunque no logró la mayoría absoluta.

Los ciudadanos del mundo están enviando un claro mensaje a sus gobernantes: Nada de radicalismos. Muy pocas formaciones políticas y partidistas están alcanzando la mayoría absoluta y si la alcanzan, no tienen mayoría en votos. Eso no es un fenómeno aislado de las municipales y autonómicas españolas, ni de las catalanas, ni de las portuguesas (por nombrar los tres ejemplos más recientes), sino que se trata de una visión global de los ciudadanos que se han comprometido con su propio futuro personal y colectivo. Pero hace falta ahora que los gobernantes lean el mensaje al derecho y no al revés.

La falta de una mayoría absoluta del gobierno portugués podría dar paso a un periodo de inestabilidad política que devengaría, por supuesto, en inestabilidad económica que fácilmente podría activar las alarmas de la sociedad y de los inversionistas, al recordar que en 2011, Portugal necesitó un rescate financiero de 78.000 millones de euros (87.000 millones de dólares) debido a la crisis de deuda en la eurozona. En aquel momento, el gobierno acató el plan de austeridad que encabezó Alemania para restaurar la salud financiera de la Unión Europea: redujo salarios, pensiones y servicios públicos al tiempo que aumentó los impuestos, medidas que provocaron huelgas y grandes movilizaciones de calle, eventos que los socialistas pensaron capitalizar, pero no capitalizaron: El Partido Socialista (PS) del líder opositor António Costa obtuvo el 32% de los votos.  Quienes obtuvieron mejores números de los esperados, fueron la CDU (una alianza de comunistas y verdes) y el Bloque de Izquierdas (BE, por sus siglas en portugués). Pero OJO, los socialistas y también los otros dos partidos de izquierda indicaron que no apoyarán a un gobierno conservador de minoría. ¿Quién entonces va a gobernar Portugal?

1307239810_720215_0000000000_noticia_normal

Los pactos lusos

La portavoz del marxista BE, Catarina Martins, dejó caer la posibilidad de un eventual diálogo con los socialistas para impedir un Gobierno de la derecha en minoría en Portugal. “Si la coalición de derecha no tiene mayoría, no será por el BE que conseguirá formar Gobierno”, señaló en la sede del partido en Lisboa.  Martins adelantó que, si el Presidente de la República encarga a la derecha que forme Gobierno en minoría, el BE rechazará esa posibilidad en el Parlamento.

La eurodiputada socialista Ana Gomes, afirmó que “más que una victoria de los conservadores se trata de una derrota del Partido Socialista”. Durante la campaña electoral, el candidato del PS, Antonio Costa, ex alcalde de Lisboa, pidió insistentemente a los portugueses que confiasen en la “alternativa socialista” frente la «política de austeridad de Passos Coelho». Pero no parecen haber confiado mucho, sino más bien todo apunta a que los portugueses han preferido hacer caso a lo que tanto se dijo en la campaña: “Más vale pájaro en mano, que ciento volando”.

Para la veterana socialista Helena Roseta, no es un fracaso personal, sino de “toda la izquierda” porque según ella “no han sabido sentarse a la misma mesa para dialogar“. Lo contrario a lo que hicieron Socialdemócratas y Democristianos, que optaron por presentarse en coalición precisamente para transmitir a los portugueses la idea de “unión y de estabilidad política”.

Primer país en aplaudir a la Troika

Passos Coelho se convierte así en el primer mandatario reelegido tras aplicar las recetas de la Troika con una dureza que han sido consideradas castigo para los ciudadanos. En cuatro años, los portugueses han sufrido un retroceso en su calidad de vida de una década. Ha aumentado el desempleo, más de 500.000 portugueses han tenido que emigrar, la tasa de pobreza ronda el 25% y más de un millón de portugueses vive con el sueldo mínimo de 505 euros.

larraiz
larraiz

Leave your message